La transparencia al freezer: decisión inverosímil de la Junta del Fondo Verde para el Clima

Por Anju Sharma, “It must be Said.” * Traducido por Mónica Lopez Baltodano, Suswatch Latinoamérica. 2 de Julio de 2013.

Junta del Fondo Verde

Junta del Fondo Verde de Clima

Interrumpo mis boletines sobre la India por una noticia importante sobre el Fondo Verde para el Clima (FVC) y su concepto de transparencia, el cual decidió en vez de optar por la transmisión en vivo de sus reuniones, hacerlas públicas solamente tres semanas luego de finalizar las mismas.

Como dije en un blog anterior, el FVC es un fondo climático importante que está siendo diseñado por la Junta del Fondo Verde para el Clima. Algunos elementos de este diseño fueron finalizados en la reciente reunión realizada en Songdo, Corea del Sur. Uno de los resultados acordados en la reunión de Songdo es muy loable. La Junta decidió examinar en su primera reunión, en 2014, las modalidades especiales que mejorarán aún más el acceso directo, incluso a través de entidades de financiación, con miras a mejorar la apropiación nacional de los proyectos y programas.

Hasta ahora, todo bien. El acceso directo mejorado a los fondos es un elemento muy importante que permitiría la toma de decisiones de cada país sobre el uso de los fondos, sujeto a como quede definido por el FVC. Muchos miembros de la Junta querían dejar este punto fuera, pero la India y los países menos adelantados (PMA) valientemente empujaron el tema y finalmente lograron incluirlo.

Otra decisión tomada en Songdo por la Junta, sin embargo, es simplemente inverosímil. Como se menciona en el blog anterior, ha sido un desafío garantizar que la Junta del Fondo Verde funcione transparentemente. Las primeras señales apuntaban a que ellos serían aún más regresivos que los modelos existentes para garantizar la transparencia, los que en sí mismos ya no son estelares. Por desgracia, estas señales tempranas resultaron muy acertadas.

Un problema que se planteó es la difusión por Internet en vivo de las sesiones del Consejo del FVC. Esta es una buena manera de asegurar que las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales interesadas, ​​que no pueden viajar a las reuniones, no sólo puedan mantenerse informadas de lo que pasa en las reuniones del Consejo, pero también que puedan reaccionar en forma oportuna.

En la última reunión en Berlín, parecía haber un consenso sobre la cuestión de la difusión por Internet. Sin embargo, los co-presidentes pidieron que un estudio de viabilidad técnica se llevará a cabo antes de tomar una decisión. No está claro por qué era necesario un estudio de este tipo – la difusión por Internet es una práctica bastante simple y estándar en estos días, no es una tecnología nueva y extraña.

Tampoco está claro si el estudio técnico de viabilidad se llevó finalmente a cabo. Hubo, sin embargo, una sección de un documento, para la reunión de Songdo, que discute los méritos y deméritos de difusión por Internet y proporciona opciones para la Junta.

En este documento, el costo de la transmisión en directo aparece estimado en 20 – 30 mil dólares americanos por sesión, y se presenta como un argumento en contra. ¿De dónde salieron estas cifras? Tal como un representante de la sociedad civil señaló, la Junta del Fondo de Adaptación ha difundido las sesiones por Internet al precio de $ 1,000-1,250 dólares por día. El Fondo Verde Climático, que es por lo menos diez veces más grande que el Fondo de Adaptación, definitivamente puede pagar esta cantidad o un poco más. Los rendimientos en cuanto al apoyo de los sectores de la sociedad civil, ​​harán de esta inversión en la transparencia un mérito.

Otra desventaja que figura en el documento es que la difusión por Internet, por lo general, tiene un impacto sobre la naturaleza de la discusión. La idea de que la difusión por Internet pudiera inhibir discusiones francas simplemente no es compatible con la experiencia de otros organismos comparables. Suponiendo que al menos algunos observadores legitimados estarán presentes físicamente en cada reunión del Consejo, los miembros igualmente se enfrentarán a la posibilidad de que se les pida rendir cuenta de sus dichos, haya o no transmisiones por internet.

También vamos a ser claros – esto no es cualquier viejo banco del sector privado o cualquier junta financiera de la que estamos hablando. Se trata de un fondo público, con una clara responsabilidad frente a una amplia gama de partes interesadas, hasta la base social misma. Las decisiones adoptadas por la Junta tendrán consecuencias que podrían cambiar el destino de las vida de muchas personas. Lo menos que la Junta puede hacer, es tomar estas decisiones de manera transparente, para que los posibles beneficiarios (o víctimas, según sea el caso) puedan intervenir en el momento oportuno.

El documento luego pasa a presentar tres opciones posibles para la Junta: la difusión por Internet en vivo; difusión por Internet bajo demanda (una grabación de video se pone a disposición tres semanas después de la reunión), y la no-difusión por Internet.

En la tercera opción, el documento propone la publicación de las transcripciones de la reunión después de un período de diez años “como un medio para proporcionar transparencia”!!! No necesito poner de relieve lo extremamente absurdo de esta idea antediluviana, pero lo crean o no, esta era la opción recomendada por los Copresidentes de Australia y Sudáfrica!!!!

En las intervenciones de los miembros de la Junta de los PMA (países menos adelantados), señalaron que la difusión por Internet podría ser muy útil para ellos, ya que no pueden darse el lujo de volar alrededor del mundo con un ejército de expertos para asesorarlos; ello con el tiempo llevó a la segunda opción en que se acordó será una grabación de vídeo, disponible públicamente luego de tres semanas.

Lo absurdo no termina ahí. Las reuniones del Consejo serán transmitidas en vivo – pero sólo en una habitación contigua, para los observadores que han volado a través de medio planeta para asistir. Si usted no tiene los recursos para hacerlo, bueno, entonces sólo tendrá que esperar tres semanas para ver el webcast. Y no, no hay ninguna razón particular por la que se eligió la línea de tiempo de tres semanas, así que no trate de econtrarle sentido.

El aspecto más preocupante de toda esta farsa es que los países desarrollados, los autoproclamados campeones de la transparencia y el buen gobierno, se quedaron callados (con la loable excepción de Suecia), mientras que el grupo de los PMA peleó contra Australia para mantener la difusión por Internet. ¿Qué tipo de doble moral es esto? ¡Vergüenza!

¿No han aprendido la lección con las instituciones de Bretton Woods y el GEF (FMAM)? No vale la pena invertir tiempo y el dinero en el diseño de otra institución financiera internacional que será declarada no apta para su propósito dentro de 10-20 años.

La Junta del FVC ha terminado prematuramente su luna de miel con la sociedad civil con este compromiso ridículo. Uno sólo puede esperar que pronto se darán cuenta de lo valioso que la transparencia y la buena voluntad de los actores de sociedad civil aportan al rendimiento y la supervivencia del futuro Fondo, y revertir esta decisión.

Aquí el texto original en inglés.

** Agregue sus comentarios a este post, y enviaremos una compilación de los mismos a los miembros de la Junta del Fondo Verde de Clima.**

 

* Anju Sharma es periodista y experta en negociaciones sobre cambio climático. Reside en India y es autora del Blog It must be Said.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

/* facebook plugin */